La Iglesia Preciosísima Sangre fue el escenario para el encuentro familiar entre el arciprestazgo de Petare y La California y Monseñor Juan Carlos Bravo Salazar, actual Obispo de la Diócesis de Acarigua Araure que ahora fungirá como el líder del nuevo gobierno eclesiástico en Petare. Para Monseñor Bravo Salazar se trata de un apostolado para acompañar a los más sencillos del país. 

“Petare es como un símbolo no solamente para Venezuela, sino para el mundo entero de todo lo que es la pobreza, la violencia pero también es un enorme símbolo del dinamismo que tiene esta Iglesia de Petare. Porque todo el mundo habla de lo cariñoso que es la gente de Petare, de lo cercano que son; de las multitudes que convocan; de toda una cantidad de actividades y de un dinamismo religioso que es impresionante”, dijo Monseñor Bravo Salazar.

Cardenal Baltazar Porras, Administrador Apostólico de Caracas, resaltó la complejidad de crear una Diócesis y celebró la expansión de gobiernos eclesiásticos en el país, particularmente en Petare, que está pastoralmente organizada con 23 parroquias, y cuenta con una población de 760.000 habitantes.

“Gracias a Dios en Venezuela, sobre todo en los últimos 30 o 40 años se han creado más de 20 Diócesis. Crear una Diócesis es un parto que requiere de una serie de requisitos para hacer las cosas como Dios manda y para que podamos estar más cerca de la gente y atender sobre todo a los más necesitados”, resaltó su Eminencia.

Fue el pasado 16 de noviembre cuando El Vaticano anunció que el Papa Francisco erigió la nueva Diócesis de Petare, con territorio desmembrado de la Arquidiócesis de Caracas. 

Se espera que sea la primera semana de enero de 2022 cuando Monseñor Bravo Salazar haga toma de posesión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *