Una única estampita se convirtió en la reliquia de Monseñor Montes De Oca. “Recuerdo de mi Consagración Episcopal”, estas son algunas palabras impresas en ella, que data del 23 de octubre de 1927.

El pasado 15 de diciembre se hizo entrega de una reliquia de Monseñor Salvador Montes de Oca a la fundación que lleva su nombre. Una única estampita, que formó parte del recuerdo de su Consagración Episcopal se convirtió en la reliquia del segundo obispo de Valencia.

“Monseñor Salvador Montes de Oca murió mártir y en olor a Santidad” así lo comentó en su discurso la presidente de la fundación Reyna Montes de Oca. Además, mencionó que su vida la ofreció a la santidad de los sacerdotes.

En la agenda para ese día también estaba la presentación del libro “Acción Episcopal de Monseñor Salvador Montes de Oca”del autor Luis Manuel Díaz. En él se incluyen cartas, fotos y mucha información sobre sus aportes, también oraciones, crónicas y visitas pastorales.

En el encuentro participaron diversos académicos, el vicepostulador de la causa Antonio Arocha, la sra. María García de Fleury y el Cardenal Baltazar Porras. En esta entrega participaron también dos integrantes de la agrupación Voces de Esperanza.

Finalmente cerraron con una oración parar pedir por la pronta beatificación de Monseñor Montes de Oca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *