YO SOY LA RESURRECCIÓN Y LA VIDA

Homilia en la Misa Exequial por el eterno descanso del sacerdote

Rev. Mons. Juan Manuel Fuentes, miembro del presbiterio de nuestra Arquidiócesis de Caracas.

Excmo. Mons. Tulio Ramírez Padilla, Obispo Auxiliar de Caracas.

Muy queridos hermanos presbíteros y diáconos de la Arquidiócesis de Caracas.

Apreciados familiares, representación de los feligreses de las Parroquias donde ejercio su ministerio Mons. Juan Manuel Fuentes.

Apreciados seminaristas y monaguillos presentes.

Llenos de una profunda fe y esperanza, movidos por las Palabras de Nuestro Señor Jesucristo, quien nos anuncia la vida a quienes creemos en El, estamos celebrando esta santa eucaristía Exequial por el eterno descanso de nuestro hermano Mons. Juan Manuel Fuentes, quien partio a la casa del padre el pasado 18 de julio del presente año y que por motivo de la pandemia del Covid 19, no hemos podido celebrar de cuerpo presente, sino en este momento y con todos las medidas de bioseguridad de acuerdo a lo recomendado por la Organización Mundial de la salud, de tal manera que cuidemos cualquier tipo de situación de contagio o cosa parecida.

Hemos querido escoger precisamente este día, en que la Iglesia nos recuerda la intercesión de San Juan María Vianney, conocido afectuosamente como el cura de Ars, quien es el patrono de los párrocos del mundo y modelo ejemplar para los sacerdotes, para orar por nuestro hermano Juan Manuel Fuentes, quien se nos ha adelantado en ese camino de la pascua eterna.

Queridos hermanos y hermanas

El ministerio sacerdotal del Santo Cura de Ars es modelo referente para todos los sacerdotes. Su ministerio entregado totalmente al servicio de sus fieles, especialmente los más humildes y sencillos, a quienes pacientemente escuchaba en confesión, fervoroso en la oración ante el Santisimo Sacramento, mantenia una relacion viva con Jesús en la celebración diaria de la Santa Eucaristía. Sentía con la Iglesia de Cristo, asentía con amor y fidelidad las enseñanzas del magisterio del romano ponticice. Es el Santo Cura de Ars, sacerdote referente en virtudes imitables como humildad, sencillez, espiritu de oracón, prudencia y paciencia en las pruebas y situaciones que no dependían de él resolver.

Queridos hermanos y hermanos:

Hoy nos congregamos un grupo de sacerdotes, que a pesar de las limitaciones de movilidad por motivo de la pandemia, han podido llegar a esta Iglesia de San Benito, en el centro de Caracas, para orar juntos, escuchar la Palabra de Dios y celebrar la Santa Eucaristía, por nuestro hermano Mons. Juan Manuel Fuentes.

Mons. Juan Manuel Fuentes, hermano y amigo miembro del presbíterio de Caracas,  nació en Icod de los vinos, el día 8 de febrero de 1945, recien había cumplido 75 años de edad.

El Padre Juan Manuel, muy jóven había llegado a Caracas, como buen isleño, comenzo a trabajar con sus hermanos y es aquí en Caracas, donde experimenta el llamado de Dios al sacerdocio ministerial, hace su acercamiento para formarse como sacerdote, en el seminario San Jóse, ubicado en el Hatillo, para vocaciones adultas, donde cursa filosofía y teología, cuenta el Cardenal Porras, a quien le correspondío fue su rector en los últimos años, que siempre se caracterizo por su sencillez y gran disposición a ayudar de forma callada a los demás en lo que estaba a su alcance.

Recibió la ordenación sacerdotal, por medio de la imposicion de las manos del Cardenal José Alí Lebrun, el 15 de agosto de 1981, pronto iba cumplir 39 años de fructifera misión sacerdotal en la Arquidiócesis de Caracas.

Su primer destino sacerdotal, lo ejerció como vicario cooperador de la Parroquia Santa Cruz de Propatria, donde permaneció por tres años.

Luego, fue trasladado a la Parroquia San Cristo, de Plan de manzano, donde permaneció desde 1983 hasta 2003, veinte años, realizando un estupendo desempeño pastoral, sus feligreses de plan de manzano, lo admiran y recuerdan con inmenso afecto, por su celo apostólico, vida de oración, vivencia  profunda de la Santa Eucaristía, amor a los mas pobres y desposeídos, realizando una obra caritativa extraordinaria con la construcción de un centro social muy importante para la zona.

Luego, fue trasladado con el nombramiento de párroco a Nuesra Señora Reina del Mundo, en el paraiso del 2003 al 2018, quince años de esmerado y arduo servicio pastoral, en destacado reconocimento a su trayectoria sacerdotal y méritos en el ejercicio de su apostolado, el Cardenal Velazco, lo distinguió, solicitando al Santo Padre JUAN PABLO II, el nombramiento de Capellan de su Santidad.

Queridos hermanos y hermanas

Debo contarles una intimidad de Juan Manuel, él le manifesto al Señor Cardenal Jorge Urosa Savino, Arzobispo Emerito de Caracas, su deseo de regresar a las islas canarias, a lo que el Cardenal, le rogo que desistiera de ese viaje a Canarias, se lo pidió con mucho afecto, manifestándole, que aquí en Caracas, hay obispos y sacerdotes que igualmente te apreciamos mucho y valoramos todo tu grato servicio.

Después de escuchar estas sabias palabras del Señor Cardenal Urosa Savino, prefierio más bien, no hacer ese viaje a las Islas canarias, sino más bien a los días, entrego la parroquia Reina del Mundo, y se traslado muy feliz a la casa sacerdotal, donde permaneció un poco más de tiempo, fin que el Señor lo llamará a partipar de la vida eterna en el cielo.

Queridos hermanos sacerdotes y familiares de Mons. Fuentes:

Con frecuencia yo lo visitaba y conversaba con él, debo confesarles que lo conocí, siendo seminarista, auque yo estudiaba algún curso menor; en el interdiocesano, simpre nos veíamos con los semianristas adultos que venían del seminario del Hatillo.

Gratos recuerdo cuando gentilmente, me invitaba a celebrar confirmaciones en su Parroquia, luego compartiamos el almuerzo, luego cuando estuvo hospitalizado por afección pulmonar, lo visite en varias oportunidades, así como lo visitaba con frecuencia en la residencia sacerdotal, y después del almuerzo, más de una ocasión, nos quedabamos conversando en la salita de la casa sacerdotal.

En honor a la verdad y justicia, debo decir que el Padre Juan Manuel Fuentes, siempre fue muy sencillo, afable y obediente con sus superiores, reconociendo en ellos la voluntad de  Dios Nuestro Señor.

Pidamos en esta celebración, donde estamos participando sacerdotes, diáconos, seminaristas, familiares y amigos, que el Señor de la vida y la resurrección le conceda el descanso en la pascua definitiva, nuestra esperanza.

Que nuestra Señora de Coromoto, la Santisima Virgen María, reina del mundo, nos conceda la paz y el bien para imitar la generosidad de la entrega del ministerio sacerdotal de nuestro hermano Mons. Juan Manuel Fuentes.

Que el alma de nuestro hermano sacerdote, descanse en paz por la misericordia de Dios. Amen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traductor »